suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

Salamanca en la Antártida

Comentarios desactivados en Salamanca en la Antártida

Foto Salamanca 12512, por Adolfo Eraso, ©GLACKMA

En el 97 Islandia, en el 98 los Andes Bolivianos, en el 99 Islandia de nuevo y por fin en el 2000, la Antártida. Esas fueron mis primeras expediciones glaciológicas.

Un sueño que tenía desde pequeña… alcanzar el Continente Blanco.

Desde mis lecturas infantiles y juveniles de viajes, descubrimientos, exploraciones y conquistas, tenía el gusanillo de la aventura dentro. Lograba apaciguarlo un poco dejando a mi mente libre, imaginando y creando aventuras mientras correteaba por la montaña, por el campo… Pero según iba creciendo me di cuenta que no había logrado engañar al gusanillo. Ahí seguía dentro de mí.

Llegó el 2000 y con ese año mágico, mi sueño más deseado se hizo realidad. Una ilusión tremenda me embargaba, era imposible ocultarlo… dos meses en el Continente Blanco, en la Base Antártica Rusa Bellingshausen.

Y allí frente a la Base, en un enorme indicador de distancias con diferentes nombres de ciudades, todo escrito en cirílico, logré dejar un poquito de mí: un indicador con “Salamanca 12512”. Era más que un símbolo para mí, me sentía toda una exploradora clavando un estandarte al alcanzar un lugar deseado… como mis aventuras de niña. ¡Lo había conseguido!

Dejé la Antártida sin saber si podría regresar algún día y ¿sabéis que desde entonces, año tras año he tenido el privilegio de acudir a esos hielos mágicos? Lo convertí en uno de mis lugares de investigación dentro de GLACKMA, donde estudiamos los glaciares como sensores naturales de la evolución del calentamiento global.

¿Sabéis que es lo primero que voy a ver cada vez que regreso al Continente Blanco? Mi estandarte particular de Salamanca. Allí me lo han respetado los amigos rusos. Se ha logrado inmiscuir nuestra ciudad entre los nombres eslavos.

Os terminaré diciendo que yo soy asturiana. Nací en Oviedo. Desde los 5 años vivo en Salamanca. Me encanta mi paraíso asturiano. Y sin embargo… el indicador kilométrico que dejé allí lleva grabado el nombre de esta ciudad charra. ¿Me habrá hechizado Salamanca?

Base Antártica Rusa Bellingshausen, autor Karmenka, ©GLACKMA

 


Texto | Karmenka
Foto Salamanca 12.512 Km | Adolfo Eraso ©GLACKMA
Foto Base Antártica Rusa Bellingshausen | Karmenka ©GLACKMA

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This