El perdigón Rubalcaba

Desde una galería imaginaria, sustentada en las poderosas columnas del “no me va nada en ello”, los acontecimientos que alborotan el PSOE desde hace unos cuantos meses causan cierta perplejidad. Lamentablemente, para los implicados, no se debe tal estado a lo innovador del enfoque, la brillantez del despliegue o la fortaleza de la argumentación, sino al cúmulo de despropósitos e insensateces que parece vislumbrarse desde la zona de las barreras. El resto de partidos políticos, tras frotarse los ojos, debe estar encantado.

Leer más