suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

A …. pagaaaaaaar

Comentarios desactivados en A …. pagaaaaaaar

annyblue 04Al contrario que otras ciudades, Salamanca, en el mes de agosto, bulle como cualquier otro mes del año, o más incluso si me apuras. Es destino turístico, por lo que es lógico que esto sea así, lo cual nos lleva a la complejidad de cuando afrontar los cortes para las obras de remodelación de las vías de entrada a la ciudad. Me imagino una tarea harto difícil, escoger la fecha que mejor venga a todo el mundo, pero reconozco que es mejor hacerlo antes de la llegada de las ferias.

Una de las portadas de la Gaceta de esta semana, con las fotos del puente Príncipe de Asturias totalmente colapsado debido al corte de dos carriles de Canalejas, a mi me lleva a una reflexión que viene también al hilo de lo publicado recientemente: se pretende (obsérvese que digo pecado y no pecador) implantar un sistema de peajes en la entrada de las ciudades, al igual que sucede en muchas ciudades europeas, como por ejemplo Lisboa, para no irnos a otras latitudes. ¿Qué opinará el señor alcalde de esto? Pues depende, si los salmantinos están a favor, él en contra, y viceversa. Pero esto da para otro escrito. Lo importante es determinar si estaríamos a favor o en contra nosotros, los de a pié, los que lo sufriríamos, porque los que deciden a buen seguro que no sufrirían estos incómodos pagos, aunque su sueldo se lo permita con holgura.

Veamos algunos supuestos:

  • Si yo soy un autónomo del reparto, de cualquier tipo de reparto, no estaré de acuerdo. Como si no tuviéramos bastante con la subida del petróleo como para que ahora nos encarezcan aún más ese reparto.
  • Si yo vivo fuera pero trabajo en salamanca… tampoco estoy de acuerdo. Ya tengo que pagar un parking todos los días para ir a trabajar, ya tengo bastante con la gasolina que gasto como para que ahora, para colmo, me cobren por entrar en Salamanca.
  • Si yo tengo un comercio, tampoco estoy de acuerdo. Resulta que, si la gente tiene que pagar por venir en coche a comprar, van a preferir ir a otros centros comerciales donde no hay que pagar por ir ni por aparcar.
  • Si yo soy cualquier ciudadano, tampoco estoy de acuerdo. Ya tengo que pagar zona azul, pagar mis impuestos, pagar… hasta por respirar y, ahora, cada vez que monte en el coche, otra vez a pagar, y no solo gasolina. Mal andamos.

Entonces ¿qué sentido tienen estas medidas que se han tomado en otras ciudades europeas? ¿Por qué esta insistencia en cobrar por todo? Veamos ahora una hipótesis:

  • Imaginemos que, un suponer, no es que se cobre por entrar en Salamanca, si no por acceder al centro histórico, digamos, por poner un ejemplo, al interior del perímetro que delimita Canalejas, Mirat, Carmelitas, Rector Esperabé, etc.
  • Imaginemos que furgones de reparto y profesionales dependientes del coche como Taxis, servicios técnicos, etc. están exentos de esas tarifas. Dentro de este colectivo, incluiríamos, por supuesto, vehículos de minusválidos.
  • Imaginemos que, para los residentes de ese perímetro, se crean tarjetas con tasas especiales extrarreducidas o gratuitas, convenientemente justificado su lugar de residencia habitual. (Que no vale vivir en el chalecito, tener el piso en el centro alquilado a estudiantes y aprovecharse de eso, ¡solo faltaba!)
  • Imaginemos que se acondiciona con buenos parking a precios asequibles la periferia de ese perímetro antes mencionado, que en parte ya está con el parking de Santísima Trinidad, Reyes de España, el futuro parking de la Avenida Portugal y quizá alguno más en zonas con graves problemas de aparcamiento como Garrido Sur, por poner un ejemplo.

¿Qué conseguiríamos con esto? Pues muy sencillo, eliminar el tráfico innecesario del centro histórico de la ciudad. Ya conozco a mucha gente que aparca su coche en la periferia de ese círculo antes trazado para ahorrarse la zona azul. Esa gente está dispuesta a caminar, digamos, 5 o 10 minutos desde su coche hasta su puesto de trabajo o hasta el comercio de turno para ahorrarse unos euros de O.R.A.. Si además añadimos el peaje… aún sería más la gente que dejaría de entrar con su coche hasta la misma puerta de la tienda o hasta la misma puerta de su trabajo.

También conozco a gente que, desde que puede conducir motos de 125cc va a trabajar en una moto de esas, cuando antes iba caminando a su trabajo en el centro. Solamente porque la moto no paga zona azul y consume menos. Incluso, me creo que alguien, antes que dejar su coche a 5 o 10 minutos del trabajo, se decida por ir en autobús porque le deja más cerca.

Pues oigan, bien pensado y planificado, a lo mejor no es tan descabellado eso del peaje, de esa forma, quien sea vago, que pague. Por cierto, con algo así ¿seguiría siendo necesario el parking de la Plaza de los Bandos Sr. Alcalde?

annyblue 05


Fotos de Annyblue

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This