Locomóvil Castilla

En el Museo de Automoción de Salamanca presenciamos ayer un bonito “pique” cultural al inaugurarse una exposición sobre el oficio de carrocero, cedida por la familia Capella de Barcelona. Desde el diseño y fabricación de tartanas o diligencias hasta el chasis de los hispano-suiza, este apellido brilló con luz propia y trajo la modernidad que España necesitaba a finales del siglo XIX, y los “catalanes sacando pecho”.

Lee mas