suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

Pigmentación de zinc y carbono

Comentarios desactivados en Pigmentación de zinc y carbono

Foto de ANA PÉREZ

Seguiremos existiendo mal que nos pese. Kilos y kilos de peso de existencia. Kilos y kilos de peso por pesar.

Viajes 2000, estación futura y tiempo muerto. Viajes 3000, estación antojo y lengua fuera. Viajes 3400, estación mutante y cielos abiertos. Viajes 2000, de nuevo a la tierra.

Las manchas de la piel se quedan en el aire, no se atreven a impregnarse nuevamente en esa dermis oxidada de falta de caricias y de heridas mal curadas. Las pecas deciden hacerles compañía. Pecamanch. Comunión armónica de vivencias rasgadas que se niegan a ubicarse en ese mismo cuerpo, en esa misma sangre. Pigmentación de zinc y carbono. Pero los animales no quieren entrar en el Arca. Noé está muerto y en su testamento sólo pidió un deseo: no reencarnarse.

A mí me parece bien, me parece correcto como diría Cristina. Si no quieren entrar que no entren pero en el pasillo hacen un flaco favor a sus otras compañeras, a esas otras anodinas manchas que no sé si son manchas por ausencia de pigmentación o por exceso de la misma pero que han optado por cobijarse bajo el abrazo de la limpia piel.

 

    Estaciones de paso que pesan por no pasar
    Paradas innecesarias y estúpidas
    Puertas que se abren sin haber pulsado el botón verde
    Paisajes embriagadores tras el cristal

 

No sé cuál es mi parada ni qué arcén escoger.

 


Foto | ANA PÉREZ

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This