suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

Futuro de Salamanca: capítulo octavo

Comentarios desactivados en Futuro de Salamanca: capítulo octavo

DA2
Museos y diseño: Los economistas más famosos y los de andar por casa nos anuncian una y otra vez que la salida real a esta crisis vendrá de la mano de I+D+i+i´. La última i, la prima, es de imaginación según Chibus (Chicago Business).

Y como a todos nos gusta poner de nuestra parte, muchos son los que se olvidan del diseño como forma de “vender” mucho mejor un mismo producto.

En una reunión con personas mayores, a esas a las que hay que escuchar más a menudo, salió el tema del éxito del Chupa-Chup inventado por un catalán que hacía la mili en Asturias al ver que los niños jugaban a las bolas y dejaban el caramelo en el suelo y volvían a cogerlo. Al parecerle aquello poco higiénico, decidió ponerle un palo para que no dejaran de chuparlo y estuviera siempre en la boca en lugar de estar de en contacto con la tierra. Pues bien, una de aquellas personas levantó la mano para contarnos que eso ya estaba antes inventado por los salmantinos, pero como siempre, los catalanes se habían apropiado del “invento”. Este hombre hablaba del “pirulí”.

Bien, tanto el Chupa-Chup como el Pirulí parecían el mismo invento, el primero era redondo y el segundo cónico, pero el primero tenía un envoltorio diseñado por el mismísimo Dalí, mientras el segundo era una oblea, muy rica, pero cuántos se han vendido de los primeros y cuántos de los segundos. Del diseño de Dalí comercializado por una familia catalana se hizo una multinacional vendida hace unos años a la primera empresa de golosinas que es Italiana. Es decir, el redondo, un éxito redondo, el segundo, un éxito relativo. Pues bien esta breve historia nos habla de la importancia del diseño como motor del cambio económico que todos esperamos.

Salamanca vuelve a tener unas envidiables infraestructuras para dedicarse a ello. Como ejemplo tenemos la Casa Lis, lugar emblemático en el que muchas mujeres se dedicaron a aprender cómo hacer muñecas de porcelana que luego saldrían a los mercados. Fue una pena la crisis inventada que acabó con aquel buen taller de diseño. También la Casa Lis quiso ser el centro de diseño de la Moda de Castilla y León, fue una pena que años más tarde la Semana de la Moda se hiciera en Burgos.

Otro ejemplo lo tenemos en el Museo de Automoción. Ver la gran exposición de “Automociones Menguantes” con maquetas de vehículos de los siglos XIX y XX propiedad de dos grandes artistas salmantinos hasta entonces desconocidos José Turrión Moreno e Ildefonso Campo Ruiz, nos trae la ilusión que este Museo se podría convertir en Centro de Diseño de la Renault por ejemplo y hacer aquí la presentación de los últimos diseños de vehículos que saldrán al mercado. De esta forma podríamos participar de la “feria” de subvenciones que reciben Valladolid y Burgos por parte del gobierno Regional al sector de la automoción.

Tenemos la Facultad de Bellas Artes, moderna, no es histórica, pero tiene ya un éxito considerable. Saben diseñar para el mundo real y para el virtual. Tenemos el Museo de Arte Moderno que podría convertirse los domingos en un Mercado de Arte. Tenemos el Museo del Comercio. Y todo se podría financiar con el 1% de los fondos destinados a la Industria. ¿Les gusta esta nueva propuesta para Salamanca?, el mítico Johan Cruiff cambió el cigarro por el Chupa-Chup y muchos barcelonistas y no barcelonistas volvieron a chuparlo. ¿De acuerdo?, pues a diseñar.

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This