suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

Frob y la abolición de la selectividad

Comentarios desactivados en Frob y la abolición de la selectividad

darco_316

Lo que aquí se cuenta es ficción, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Los hechos han ocurrido en el examen de la última selectividad. El alumno que rellenó diez folios en el examen se encontraba entre ese dos por ciento que no pasó la nota de corte. A la vista de lo que aquí se cuenta, querido lector, ¿usted lo aprobaría?, los “profes” dicen que han hecho todo lo posible y más.

El tema del examen estaba bien claro, los examinadores no habían buscado tres pies al gato y como prueba de ello es que ha aprobado por un noventa y ocho por ciento.

Nuestro alumno ha dicho posteriormente que quería ir a Harvard, allí donde estudia gran parte de ese tres por ciento que forma parte de las troikas y que no tenía grandes pretensiones, que igual le daba una troika internacional que comunitaria o nacional.

Parece que el chico quiere hacer I+D+i para saber qué había pasado con el dinero de su padre que tanto se quejaba en casa a la hora de la comida y es que el progenitor siempre estaba de un humor de perros y entre bocado y bocado de sopa de fideos solo mascullaba, no entiendo nada, no entiendo nada, un día voy al banco y me encierro para siempre en su caja fuerte, así se van a enterar…

La redacción, por no aburrir al estimado lector, se la resumiremos y presentaremos de la forma más breve posible, si algo no entendieran, no se asusten, es normal. Y es que la Literatura Abstracta forma parte del movimiento abstracto.

El joven empezó afirmando que Frob es una virusa mutante cuya cepa se encontró hace ya un quinquenio. Al principio era tan pequeñita que nadie la detectó pero con el tiempo fue creciendo y ahora ya se puede hacer la foto robot: Su gran cabeza no guarda relación proporcional con tronco, tronquito ni extremidades, las cuales apenas se diferencian de la primera. Las orejas son como un satélite artificial y su grandísima boca ratonera sin dientes parece un agujero negro. Los tres ojos cuadrados parecen los de las máquinas tragaperras y giran a la vez; no es bizca. Por nariz tiene un grifo que continuamente arroja una especie de moco viscoso que pega billones. Su precioso mentón parece sacado de Hollywood. Del resto del cuerpo no se puede decir gran cosa por carecer de importancia ya que, por ejemplo, no utiliza sus dos patitas para andar como todo el mundo, ella –siempre se refería en femenino- se desplaza por ondas eléctricas y supersónicas recorriendo el planeta en un abrir y cerrar de ojos.

El examinado continuaba diciendo que los responsables de limitar y curar estas pandemias habían creado vacunas mutantes llamadas fmi, ecofin, mede, bce y be para acabar con la terrible virusa que amenazaba con tragarse los fondos del noventa y ocho por ciento que aprobaría la selectividad para dárselo al dos por ciento que no la pasaría. ¿Tendría este alumno información privilegiada?, eso nunca lo sabremos.

Para justificar la respuesta al examen, afirmó que quería graduarse en economía y enfermedades raras para averiguar como su padre, ahorrador de toda la vida, ahora solo tenía ocho de los diez millones de pesetas y se había deprimido porque su amigo bancario de toda la vida le decía que la frob le ha cambiado participaciones preferentes por bonos convertibles en acciones de un “banco malo” sin firmar nada y que la ley es la ley aunque no sea “constitucional”. En resumen, fin de la selectividad.

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This