suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

España yo-yo

Comentarios desactivados en España yo-yo

cc-petrus01
(Perdonen los fallos históricos y el excesivo resumen de los mismos)

Un “país”, una “nación” moderna se puede definir como un territorio libre de fronteras físicas, humanas, legales, económicas, fiscales, raciales, ideológicas, religiosas, de color de la piel de sus habitantes o de su propia ignorancia, en la que sus ciudadanos se muestran solidarios para juntos seguir avanzando en su propia historia.

La formación de dicha “nación” se configura a través del tiempo y ninguna de las más “históricas” ha tenido un desarrollo siempre positivo, pudiendo retroceder.

Un caso digno de estudiar podría ser el de España, algunos estudiosos dicen que realmente empezó a formarse dentro del Imperio Romano -dominio de los romanos- ya que este dividía sus territorios en “Provincias”, siendo la nuestra “Hispania” –denominada así por los fenicios- y que abarcaba toda la Península Ibérica.

La Península Ibérica en época de Augusto estaba dividida por cinco provincias romanas. Posteriormente con la decadencia del Imperio Romano, en la llamada Edad Media, entraron los pueblos germánicos sin “romanizar” (suevos, alanos, vándalos) pero sobre todo los “visigodos”, pueblos igualmente germánicos pero muy “romanizados”. Los Reyes Visigodos ya quisieron formar en la Península Ibérica un gran y único reino pero en su debilidad no impidió la entrada de los pueblos de África que venían huyendo de sus propias guerras y pobrezas-¿les suena?.

Y los habitantes de la Península fueron organizados como una “provincia” o “emirato “ del “imperio árabe”, los cuales se mantuvieron casi durante 800 años. Con la “reconquista” iniciada por Don Pelayo, la Península fue poco a poco ganada por los “cristianos” haciendo frente a los “musulmanes” a través de sus Señores Feudales y Reinos Cristianos. Los Condados de Castilla, Barcelona y Portugal fueron quizás los más importantes. Posteriormente de los “condados” se pasó a los reinados y con unión de Castilla y León por Fernando III y del Reino de Aragón (que abarcó lo que ahora conforman Aragón y Cataluña), más el Reino de Navarra-Reyes Isabel por Castilla y León y Fernando por Aragón-, la Península Ibérica tuvo dos “Estados o Naciones”: España y Portugal. Es decir, la “unidad de España” podría empezar también ahí.

No tuvieron éxito los intentos de unión de los dos reinados, el de España y Portugal por lo que definitivamente, la Península Ibérica quedó hasta la actualidad dividida.
Por este motivo, España puede ser una de las llamadas “naciones” más antiguas del mundo pero su proyección siempre ha estado sometida al efecto “yo-yo”.

Los que hemos tenido la fortuna de vivir en paz en los siglos XX y lo que llevamos de XXI podemos contarles a los más jóvenes que hemos tenido grandes “hitos” tanto a favor de la “unidad” de España como en contra de la misma como “nación” o “estado”.

Quizás el peor suceso fue la llamada Guerra Civil en la que se formaron en España tantas “fronteras” económicas, ideológicas y religiosas, que al final, solo la “sangre” de muchos españoles nos marcó en lo que llamaríamos un gran “hito negativo” como antes pudo ser la expulsión de los judíos o los moriscos. Franco, vencedor en dicha Guerra Civil gobernó en la llamada “dictadura” con una unidad de España que no era tal ya que mantuvo tres “fueros”: el español, el vasco y el navarro, estos últimos quizás, como premio al apoyo en su victoria (Comunidad Foral de Navarra+Burgos)

Hasta la muerte de Franco hubo “hitos negativos” contra la unidad de España como fue la aparición del terrorismo de los independentistas vascos a través del grupo terrorista llamado E.T.A., pero también “hitos positivos” como pudiera ser el apoyo social a las llamadas “lenguas” de España y como mejor ejemplo lo tendríamos en Joan Manuel Serrat (catalán) que ganó ir al festival de Eurovisión pero exigió cantar en “catalán”, lengua que el gobierno de Franco quiso relegar al “dominio familiar”. En ese momento, la Sociedad Civil española se posicionó a favor de la “España” de la diversidad frente a la de “una, grande y libre” en “blanco y negro”.

Pero con Masiel y el “la-la-lá” compuesta en “español” por el Dúo Dinámico, España ganó el festival de Eurovisión y los españoles “votaron de alegría” como posteriormente votarían con los grandes éxitos en las Olimpiadas de Barcelona (esta ciudad se convirtió de hecho en el “centro de la nueva España”-ese fue su gran éxito-) y los éxitos de las Selecciones de fútbol o baloncesto, además de los grandes triunfos en otros deportes tanto individuales como colectivos. Esto son siempre “hitos” positivos.

Con la muerte de Franco en 1975, los “españoles” de la transición decidimos “unirnos” bajo un Sistema Democrático a través de una Constitución en 1978 y una sub-división en “Comunidades Autónoma”, en lo que sería un “hito positivo”.

Vivíamos más o menos organizados hasta que en 1981, unos militares y fuerzas del orden público dieron un “golpe de estado”, que no triunfó porque en ese momento la “sociedad” civil española ya se estaba “vacunada” contra este “hito” que en lugar de considerarlo “negativo” se puede afirmar sin duda como un “hito” positivo de la llamada nueva España. España como País y como sociedad salimos reforzados.

Pero llegamos a la gran crisis económica mundial que, por supuesto, también afecta a España y su organización de resquebraja de nuevo en un “hito negativo”. La Comunidad Autónoma de Cataluña apela a su “independencia” ya que estima que “sola” le irá mejor y podrá salir (“sola”) de dicha crisis. Esto, sin duda, vuelve a ser otro “hito” negativo ya que gran parte de la Sociedad Civil española lo considera un acto de “insolidaridad” al que podría seguir la Comunidad Autónoma vasca si a los anteriores le sale bien la jugada, y el tiempo lo dirá.

Y en estas estamos, en el momento en el que unas elecciones anticipadas por el Gobierno de la Generalitat de Cataluña ha llevado a todos los catalanes a votar por su seguimiento en España o su independencia en lugar de luchar contra el paro y la falta de buena economía “para todos”.
Sin duda, este vuelve a ser un “hito” negativo y siempre que se producen este tipo de “hitos”, quienes sufren son “todos los españoles”, sobre todo los más desfavorecidos.

Querido lector, como puede ver, España desde sus inicios hasta la fecha, es un País o una Nación, que por los “unos” o los “otros”, o los “hotros” contra los “hunos” -que diría nuestro gran vasco D. Miguel de Unamuno (“hito positivo”)- ha sufrido, sufre y seguirá sufriendo el efecto “yo-yo”. Cuando sus gobernantes aciertan, el baile es alegre y las “cuerdas” no se enredan pero cuando sus dirigentes fallan, las “cuerdas” se enredan y el yo-yo deja de funcionar…mientras otros siguen bailándolo y gozando su juego.

¿Cambiamos a todos los grandes dirigentes actuales que no han sabido marcar el hito positivo de la solidaridad para hacer frente a la última gran crisis económica mundial?

 


Texto | Chibus
Foto | España física de Alberto Cernuda bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0

Los comentarios están cerrados.

Pin It on Pinterest

Share This