suscribirse: Artículos | Comentarios | Email

Abandono Universitario

3 comentarios

Universitatis Studii Salamantini

Existen muchas agencias de evaluación de calidad de la enseñanza universitaria. Su finalidad es la medición del rendimiento conforme a unos objetivos y procesos. Entre estos índices podemos encontrar el que publica la Universidad Jiao Tong de Shanghái (China) sobre las 500 mejores. Sorpresa, ninguna española. Si observamos el índice Higher que publica el prestigioso diario The Times sobre las 100 mejores de Europa, nos encontramos en la cola. Con estos datos es fácil reconocer la necesidad de un gran cambio para que nuestras universidades sirvan realmente a la sociedad y merezca la pena invertir en ellas. A nivel Europeo, esta falta de calidad ya fue detectada en 1999, por ello, 46 países decidieron reunirse en Bolonia y crear un espacio europeo de educación superior que permitiera realmente una libre circulación de las personas. Igualdad de oportunidades con independencia del lugar de nacimiento, origen económico o social. En el fondo, se trata de conseguir una mejor preparación para entrar en el mundo laboral dentro de una Europa moderna, innovadora y competitiva. Quienes se oponen a Bolonia son los que tienen miedo al cambio o los que juegan a colocarse en política. En Salamanca, uno de cada cuatro universitarios abandona. Los profesores deben plantearse si realmente todos sudan la camiseta y enseñan tanto como exigen. Nos jugamos demasiado.

  1. Bolonia no es sólo una cuestión de intercambio de personas. Intercambio de personas europeas, claro está, porque los nuevos másters son un 40% más caros para extracomunitarios. Espíritu integrador de Bolonia.
    Claro que la universidad necesita reconciliarse con el mercado laboral. Pero también es cierto que Bolonia plantea la universidad como una fábrica de licenciados. También plantea que la empresa privada financie la universiad pública. Y ya se sabe que a las empresas le interesan los beneficios, no la educación. Bolonia es una cuestión de competencia en el mercado laboral, no de saber. Y ojo con los criterios que marcan ciertos índices de “calidad”. La calidad es muy relativa, dependiendo de quién la evalúe.
    La universidad necesita un cambio. Pero no éste.

  2. Chibus says:

    Estimada Alba:

    Por supuesto que el proceso de Bolonia hará más cara la Universidad…precisamente uno de los problemas eternos de la Univesidad (enternos pueden ser los 50 años que yo conozco)es la preferencia de barato aunque sea de mala calidad.

    Otra cosa es cómo se financie…ahí es donde los anti-bolonia tenían que estar echando el resto.

    Y ¿miedo a entrar a la empresa privada porque esta busca beneficios?…Creo que ese debate de ir superándose…la Universidad debe ser ese lugar mágico desde donde nacen las ideas de progreso de la humanidad y también la formación e información de los alumnos para que vayan incorporándose al mundo laboral…público o privado (en una pequeña encuestra que hice a 100 alumnos de empresariales…el 90% querían ser funcionarios pero no sólo de funcionarios vive el hombre-ya la mujer-).

    En toda inversión se busca siempre rendimiento, ya sea social o monetario.

    yo observo que si la Universidad y los universatarios no se arriesgan al cambio…, las universidades privadas harán el Agosto…su fuerte crecimiento se debe al inmovilismo de las públicas.

    Creo, sinceramente, que Bolonia es el cambio y los anti-bolonia el quedarse como está…y la universidad pública…bajando, bajando, bajando cada año.

    La Tierra se mueve…y la Universidad debe también moverse…quedarse quieta es como bajarse de la realidad.

    Gracias Alba por tu aportación…dicen que lo que falta es más debate para que muchos puedan ir aportando ideas e incorporándose al cambio.

  3. La Universidad debiera ser barata, gratis, asequible o como queramos llamarlo para todos los que lo merezcan, pero nada más. Creo que ya pagamos demasiado por una parte de gente apesebrada que luego va a reclamar un trabajo (y dinero) por un título que tal vez no lo valga y tal vez no se merezca.

    No tengo ni idea cual es el mejor modelo de Universidad y si el de Bolonia cumple la mínima parte de lo que podríamos considerar ideal. Pero si que la Universidad y la Empresa Privada (el mundo real) tienen que estar íntimamente relacionados.

    No sé si “Bolonia” es la panacea, seguramente no lo sea y tenga muchas carencias y defectos, pero por fin hay algo que tal vez logre que la Universidad y los universitarios salgan de sus “mundos de Yupi” y se den un baño de realidad y tal vez mejore la calidad, de la que creo que nadie puede poner en duda los defectos actuales.

    Y como habéis tocado más temas, añado que sobran funcionarios y “apesebrados” (este blog lo leen muchos funcionarios, y los que conozco personalmente saben a lo que me refiero). Puede que también sobren titulados universitarios, algunos, y falten otros.