Castilla y León, proyecto político para el tercer milenio

Si un castellano-leonés tiene un buen trabajo en su tierra y además bien remunerado, la verdad, no debiera preocuparse excesivamente del tema político ya que en esta tierra y con esas premisas se vive francamente bien. Si uno vive bastante bien (entiéndase con “calidad de vida”) pero escucha y tararea continuamente romances como el dedicado a los “Comuneros” y otras historias, lo normal es que se sueñe con “arreglar el mundo”.

Leer más